¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de VehiculosVerdes
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Martes - 19.Octubre.2021
Estás en: Noticias verdes

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo

Manual urbano de seguridad ciclista

Andrés Moreno
 Manual urbano de seguridad ciclista

PUEDES DESCARGARTE EL MANUAL EN ARCHIVO PDF >> AQUÍ
Proporcionado por Granada Vía Verde

Fuente:
MICHAEL BLUEJAY, How to not get hit by cars, traducido por Ángel Postigo y adaptado al contexto español por Eusebio Cano y Juan Merallo.

Probablemente estás acostumbrado a circular pegado a la derecha, colócate lo necesario hacia la izquierda, hacia el centro del carril. Es mucho más probable chocar contra una puerta de un coche aparcado (abierta repentinamente) que ser atropellado por detrás por un vehículo que puede verte con claridad. Los automovilistas pueden y tratan de evitar choques con objetos grandes (como los ciclistas) que se mueven de modo visible y predecible por la calzada: no desean lastimarte, no desean dañar su propio coche. No te sientas mal por ocupar el carril completo. Si los conductores no amenazaran tu vida, por ejemplo, sobrepasándote y girando a la derecha frente a ti cerrándote el camino o atropellándote, no tendrías que hacerlo.

La ley dice que tienes que circular tan a la derecha como sea “practicable”. No dice "tan a la derecha como sea posible". Y describe varias situaciones en las cuales no tienes que mantenerte en el extremo derecho:

-Al adelantar a otro vehículo

-Al prepararte para un giro a la izquierda

-Al evitar peligros, por ejemplo: objetos (basuras, grava, cristal roto, etc), vehículos estacionados, peatones, animales, peligros superficiales (pozos, rejillas de drenaje, vías de ferrocarril, etc)

-Cuando el carril es demasiado estrecho para que una bicicleta y otro vehículo viajen juntos lado a lado con seguridad.

Este último supuesto permite que "tomes el carril" cuando lo necesites, incluso si eso retrasa el tráfico detrás de ti. Si "tomas el carril", hazlo de manera clara y evidente. Si circulas pegado al borde de un carril estrecho, estás animando a los automovilistas a que intenten adelantarte muy de cerca para "aprovechar el espacio" que dejas en el carril. Si crees que el carril por el que circulas es demasiado estrecho, no dejes que el tráfico pueda adelantarte por este mismo carril. Si hay otro carril, los conductores esperarán a que esté libre para poder adelantarte sin peligro; si no hay otro carril, reducen la marcha y esperan detrás de ti. Hazlo por tu propia seguridad, los pocos irrespetuosos que te encuentres lo único que pueden hacer es desesperarse y hacer sonar el claxon hasta darse cuenta de que a 5 metros el semáforo está en rojo o hay un atasco. En ningún caso podrán aplastarse por detrás. Sin embargo, si no hay suficiente espacio para que te adelante con seguridad y circulas desplazándote a la derecha invitándole a sobrepasarte, es posible que seas fácilmente lastimado. Si no te sientes cómodo teniendo un coche haciendo ruido detrás de ti, es mejor que te detengas a un lado (señalizando previamente la maniobra) para que pase el coche, en lugar de circular pegado a la derecha.

Situaciones que hacen “impracticable” circular pegado a la derecha, por ejemplo:

-El carril es muy estrecho para que los coches te adelanten por este mismo carril de forma segura. Muévete a la izquierda y ocupa el carril completo. Si hay otro carril, los coches te adelantarán por éste cuando les sea posible.

-Los coches están aparcados en el lado derecho de la calzada. Si circulas demasiado cerca de ellos puedes chocar contra una puerta que abran repentinamente. Si intentas esquivarla desplazándote a la izquierda puedes ser atropellado por un vehículo que esté pasando en ese momento a tu lado.

-Hay obstáculos en la parte derecha de la calzada, por ejemplo, alcantarillas. Si circulas demasiado pegado a la derecha puedes caer. Si intentas esquivarlas desplazándote hacia la izquierda puedes ser atropellado por un vehículo que esté pasando en ese momento a tu lado.

-Estás en una zona con paradas de autobús, con calles laterales, aparcamientos o accesos delante y a tu derecha. Los vehículos que giren a la derecha pueden no verte porque están prestando atención a la parte delantera de la calzada, no al extremo derecho de ésta. Si no ocupas el carril completo, los coches suelen sobrepasarte y girar a la derecha frente a ti cerrándote el camino o atropellándote.

El lugar más seguro para circular en bici por la calzada es alejarse de la derecha y lo necesario hacia la izquierda, donde los otros conductores están prestando atención. Con esta posición evitas las situaciones más frecuentes de atropello a ciclistas, ya que eres más visible posicionándote en el centro del campo visual del conductor que llevas detrás:

-En los carriles estrechos, impides los adelantamientos peligrosos de motos por la derecha y de coches por la izquierda.

-Evitas la repentina apertura de las puertas de coches estacionados, así mismo, puedes esquivar cualquier tipo de improvisto (peatones, animales, alcantarillas…) desplazándote hacia la izquierda sin peligro de ser atropellado por ningún vehículo, ya que no puede haber ninguno a tu lado (simplemente, porque no cabe).

-Impides las encerronas y los atropellos de los coches que intentan sobrepasarte para girar a la derecha.

CONSEJOS GENERALES:
1. Toma por completo el carril por el que circulas si lo crees necesario. Aléjate de la derecha de la
calzada y sitúate lo suficiente hacia la izquierda del carril por el que circulas.

2. Aunque estés en desacuerdo con esta forma de organizar el espacio público, cumple las normas de tráfico por tu propia seguridad. En cualquier caso, no pongas en peligro a ningún ser vivo.

3. Por la noche utiliza luces y reflectantes en la bici y en el cuerpo. Hazte visible

4. Antes de realizar cualquier maniobra, mira detrás de ti y a tus lados (o usa los retrovisores), así como, señaliza y comprueba que han visto tus señales. Presta atención anticipándote a lo que pueda suceder.



5. Grita, haz sonar el timbre, etc., siempre que sea necesario.

6. Toma, del mismo modo que cualquier otro vehículo, el carril necesario para realizar tus giros y cambios de sentido. Por ejemplo, si tienes que girar a la izquierda toma el carril de la izquierda (si hay dos carriles para tu mismo sentido) o desplázate hacia la izquierda del carril (si solo hay uno para tu sentido). Recuerda señalizar siempre tus maniobras.

7. Circula por las rotondas como cualquier otro vehículo, ocupa el carril central o interior si no vas a salir de la rotonda, señaliza que vas a salir de ésta y ocupa el carril exterior para ello. Controla con la mirada en todo momento a tus dos lados. Comprueba que han visto la señalización de tus maniobras.

POSIBLES ATROPELLOS:

LA PUERTA:



Cómo evitarlo:
Circula lo suficientemente a la izquierda para no chocar con ninguna puerta u otro imprevisto (peatón, animal, objeto…). Es mucho más probable chocar contra una puerta de un coche aparcado que ser atropellado por detrás por un coche que puede verte con claridad. Tampoco circules pegado a la izquierda si en este lado también hay vehículos estacionados.

POR DETRÁS
Cómo evitarlo:
Normalmente ocurre al cambiar de carril. Nunca te muevas de carril sin comprobar antes si puedes hacerlo sin peligro. No circules por la zona de estacionamiento de coches cuando esté vacía volviendo al carril con tráfico cuando encuentres un coche aparcado. Esto te pone en peligro, ya que es posible que hubieras permanecido invisible para los conductores e inesperadamente te incorpores al tráfico. Circula bien recto por el carril con tráfico. Suele ocurrir por la noche por no ser visible. Usa luces y reflectantes en la bici, así como en el cuerpo. Hazte visible.

POR LA DERECHA Y/O POR LA IZQUIERDA:
1.

1. Cómo evitarlo:
Colócate lo necesario hacia la izquierda, hacia el centro del carril. Si un coche que viene de un acceso por la derecha no te ve, puedes desplazarte, incluso, más a la izquierda evitando la colisión. No habrá ningún vehículo a tu izquierda que te lo impida.

2.
 
2. Cómo evitarlo:
En calles de un solo sentido, circulas demasiado pegado a la izquierda. Colócate lo necesario hacia la derecha, hacia el centro del carril. Si un coche que viene de un acceso por la izquierda no te ve, puedes desplazarte, incluso, más a la derecha evitando la colisión. No habrá ningún vehículo a tu derecha que te lo impida.

3.

3. Cómo evitarlo:
Circulas demasiado pegado a la derecha y un vehículo quiere sobrepasarte y girar a la derecha. Si circulas un poco más hacia la izquierda, es más probable que el conductor te vea y espere detrás de ti sin sobrepasarte para girar a la derecha. Si te quedas pegado a la derecha y vienen coches desde atrás por tu izquierda, te sobrepasarán y girarán frente a ti, tu única opción es ir directo contra la puerta del coche o ser atropellado.


4.


4. Cómo evitarlo:
En calles de un solo sentido. Circulas demasiado pegado a la izquierda y un vehículo quiere sobrepasarte y girar a la izquierda. Si circulas un poco más hacia la derecha, es más probable que el conductor te vea y espere detrás de ti sin sobrepasarte para girar a la izquierda. Si te quedas pegado a la izquierda y vienen coches desde atrás por tu derecha, te sobrepasarán y girarán frente a ti, tu única opción es ir directo contra la puerta del coche o ser atropellado.

5.


5. Cómo evitarlo:
No adelantes por la derecha. Si un coche delante de ti va lento, reduce la velocidad detrás de él o adelántalo por la izquierda cuando sea seguro y señalizándolo de forma visible. Siempre deberás hacerlo con precaución, ya que es posible que existan accesos a la izquierda a los que puede girar inesperadamente cualquier vehículo. Si hay parados muchos coches en un semáforo, puedes intentar adelantar prudentemente por la izquierda, siempre preparado para el caso de que el tráfico se mueva.

6.


6. Cómo evitarlo:
En calles de un solo sentido. Ten mucha precaución al realizar los adelantamientos en lugares con accesos hacia la izquierda, ya que en cualquier momento y de forma imprevista, los vehículos podrían girar sin verte y/o sin señalizar.


PARADA EN SEMÁFORO O EN STOP:

1.


1. Cómo evitarlo:
No pares en el ángulo muerto. Para detrás o delante del coche en lugar de a su derecha, esto te hace más visible en el tráfico. No adelantes por la derecha al coche que tengas enfrente cuando el semáforo se ponga verde, quédate detrás, puesto que podría girar a la derecha en cualquier momento de forma inesperada.

2.


2. Cómo evitarlo:
En calles de un solo sentido. No pares en el ángulo muerto. Para detrás o delante del coche en lugar de a su izquierda, esto te hace muy visible al tráfico.

Ten precaución al realizar adelantamientos por la izquierda en zonas con accesos a la izquierda, ya que de forma imprevista los vehículos pueden girar a la izquierda sin verte o sin señalizar.


Fuente:
MICHAEL BLUEJAY, How to not get hit by cars, traducido por Ángel Postigo y adaptado al contexto español por Eusebio Cano y Juan Merallo.

Por último, algunos videos que muestran como circular de forma segura.


Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
vota:(3 votos: promedio 3.33 sobre 5)
Enviado porGranada Via Verde-
10/01/2009
ir arriba

Comentarios

añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba
gasolineras biodiesel

Bicicletas Eléctricas
Grupos de GoogleSuscribirte a VehiculosVerdes
Correo electronico:
Consultar este grupo
Pro Pedelec España bicicletas electricas
Ofertas CO2 neutral

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar