¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de VehiculosVerdes
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Martes - 23.Julio.2024

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo

Inversiones, inversiones, inversiones.

Andrés Moreno

Foto de Rompiendo Motores

Lara Otero desde El país nos informa del plan Obama para el „AVE“ Americano.
No obstante, en contra del titular del artículo, me parecen optimistas las indagaciones de los empresarios.
Asociaciones con compañías del lugar crearán trabajo local, beneficio para la sociedad y una reestructuración de la clase obrera hacía negocios más seguros y que invierten en proyectos a más largo plazo. Cosa por otra parte necesaria para dar trabajo con cierta seguridad.

Muchas empresas han caído en estos últimos meses, no pueden pagar todo lo que quisieran o debieran a sus trabajadores y ha hecho que aparezca la nueva clase „mileurista“ que, según Ramón Muñoz, estudiando los datos del último informe FOESSA,"es oportunista, consumista y sin proyectos a largo plazo".

No me extraña que la sociedad se rebele a la vista de como van algunos temas en el mundo:
  • Los desfalcos realizados por personas ya millonarias son tan normales que salta uno cada semana,
  • las instituciones financieras a nuestro alrededor nos han vendido seguridad en la inversión que resulta que no es tan segura, y
  • con perdón de la clase política, los escándalos en pueblos, ciudades, regiones y países se suceden a un ritmo tan rápido que es difícil llevar una cuenta.

Todavía no hay una clara salida de este embrollo más que abrir bien los ojos y seguir trabajando. Bueno, el que pueda, ya que el trabajo no es precisamente lo que sobra hoy en día. Por eso me extraña que iniciativas a favor del uso de la bicicleta surgidas en el seno de la Unión Europea, no sean tomadas en cuenta por los políticos españoles.
Sus razones tendrán, pero parece paradójico ayudar tanto a una industria que debe de ser primero reestructurada y no prestar demasiada atención a un medio de transporte tan eficaz como la bicicleta en el cual, con mucho menos dinero, se podrían crear miles de nuevos puestos de trabajo.

Siempre que hablo con alguien sobre el mundo de la bicicleta en España me responde con las dos mismas pegas:
  • Inseguridad en la carretera, conductores y también ciclistas que no obedecen las reglas.
  • Infraestructuras que aún están muy poco desarrolladas.

Para la primera se han convenido multas, por aparcar mal, por conducir ebrio, por … pero los programas de prevención, aunque con cierta eficacia, son insuficientes y la prueba son los constantes accidentes que se producen en carreteras y calles.
Para la segunda ya sabemos que hace falta un tiempo para construirlas bien y dentro de un marco legal que permita su uso sin abuso.

No obstante se promocionan más ventas de vehículos nuevos sin pensar antes en otros temas como la saturación del tráfico o la concienciación de „ciertos conductores“ y, se construyen más kilómetros de autopista que dejan sin presupuesto necesario parainfraestructurasmenos costosas pero más eficientes para el transporte personal (no el de mercancías), que otra parte de la sociedad pide y que son igualmente importantes.

Puesto este pequeño argumento encima de la mesa, no debería ser difícil escuchar las voces de todas las partes implicadas sin tener que hacer guerra entre conductores y ciclistas, entre bicicleta y automóvil.

Inversiones si, pero para todos. Ayudas si pero para todos.  Si todos ponemos un poco de nuestra parte, la casa la terminamos antes de que llegue el invierno. Pero me temo que no es lo que muchos quieren.

Anuncios televisivos en Alemania que incitan a compradores a cambiar su vehículo viejo por uno nuevo, con la ventaja de „darle“ 2.000 euros con los que se „podrá ir de vacaciones este verano“ no ayudan nada a una clase media ya de por si endeudada. Es más, es una publicidad que incita al gasto, al consumo, no al ahorro y al trabajo. Y la compra de estos automóviles en poco o nada servirá a los trabajadores. Si es que les dan crédito para comprar uno.

Lo que va a servir es hacer, con hechos y no solo con palabras, que la sociedad pueda de nuevo confiar en sus estamentos políticos y financieros, cosa que no está sucediendo ni de cerca. Mientra el Presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, se embolsa anualmente 164.043,54 euros, es decir un total de 13.670,25 euros al mes, se intenta culpar a todo el funcionariado del estado de que se llevan mucho dinero en sus sueldos. Supongo que no se pueden bajar los sueldos por ley!!!

En un comentario en El País leo: “La ayuda de Zapatero a la compra de coches es  contradictoria con su política de cambio de sistema productivo y, crea agravios duros frente a otras industrias.”
Con esto les dejo.
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
vota:(0 votos: promedio 0 sobre 5)
03/06/2009
ir arriba

Comentarios

añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba
gasolineras biodiesel

Bicicletas Eléctricas
Grupos de GoogleSuscribirte a VehiculosVerdes
Correo electronico:
Consultar este grupo
Pro Pedelec España bicicletas electricas
Ofertas CO2 neutral

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar