¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de VehiculosVerdes
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 19.Octubre.2017

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo

Movilidad ecológica e hipocresía política en el mercado turístico español

Andrés Moreno

Carretera a San Carlos

Empiezo citando a la señora Palin, candidata a vicepresidenta de los Estados Unidos de America: „..todos los paises que limitan con las fronteras de Estados Unidos son paises extranjeros“

No se si estudio en Harvard, Yale, Stanford o La Complutense de Madrid, pero yo le quitaría el título por semejante comentario. Si la tomo a ella como representante de la clase política internacional, me pregunto entonces, como serán los demás.

Desde luego que no todos los políticos son así. Quizás el sistema los convierte. Hace poco pude ver como un exalcalde andaluz que había sido inhabilitado por varios años debido a su corrupción inmobiliaria, ahora tiene un cargo ni más ni menos que en una diputación provincial en el área de urbanismo.

Necesitamos ser representados en el gobierno, votamos, y luego nos encontramos que los políticos a quienes hemos dado nuestra confianza y voz, hacen lo que les da la gana. Si no lo creen, miren en internet algunas de las barbaridades inmobiliarias que se han construido en la costa española „sin que nadie haya advertido nada“. Claro, estamos tan preocupados persiguiendo a los vendedores ambulantes de la playa que no nos damos cuenta de que unos metros más abajo no dejan de pasar camiones cargados de materiales de construcción día tras día, mes tras mes, hasta que el hotel o caserón está construido.
¿Demolerlo? No se puede, porque lo tiene que hacer el ayuntamiento local que es quien dió la orden sin poder darla o quien no miró bien que se hacía. Al final todo queda como está y se le pone una multa al constructor u hotelero, se llenan las arcas y asunto concluido.
Y la culpa no es del hotelero o dueño, es del ayuntamiento que se dedica a hacer lo que no debe.

Perdonen me alcades y alcaldesas en general, pues de todos es sabido las virtudes de ciertos municipios en toda la geografía española, pero en este artículo no cargo contra quienes llevan bien su ayuntamiento y sus vecinos, sino que cargo en contra de aquellos que no hacen nada. Que hay muchos.

Gran „autopista“ construida en Ibiza que sirva o no sirva, distrae la mirada de la poca acción realizada en otras calzadas de la isla. Un ejemplo claro es que los niños que se bajan del autobús en la carretera de San Juan, lo hacen encima del asfalto, con el consiguiente peligro. Y de este tema se lleva hablando muchos años, pero solución ninguna. Que los padres los recojan, al fin y al cabo que es más importante, ¿la seguridad de nuestros niños o que los grandes centros turísticos estén bien conectados?
La carretera a San Carlos tampoco tiene un pequeño arcén, y es que no hay tiempo, porque debemos de poner más atención a que el equipo de futbol local continúe en 2ºB y en intentar poner multas a las personas que ponen una red de voleibol en la playa para jugar.

Ha Ibiza no viene más turismo de calidad porque nos lo hemos cargado. Entre todos quizás, pero es así. El turista no gasta no solo porque no tiene, sino porque no quiere.
El turismo de invierno no funciona porque los hoteleros no pueden atajar el problema solos, ni los trabajadores, ni los vendedores, sino todos a la vez. Pero eso pasa por las salas donde los políticos se sientan a dialogar, a pensar, a decidir. Tanto hablamos de turismo de invierno que se nos llena la boca de saliva pero no salen las palabras.
Ibiza es tan bella que podría estar llena todo el invierno. No es así por decisiones políticas, por no arreglar las carreteras, por no limpiar mejor las calles, por no atajar el problema de los malos olores, ... En definitiva, por no crear sino por todo lo contrario, por no hacer nada.

Perdón, que ya tenemos autopista.

Salir en bicicleta por las carreteras de la isla es jugar a la ruleta rusa como poco, y algunos conductores ni siquiera se dan cuenta del daño que pueden hacer a los ciclistas hasta que se producen los accidentes.
Este verano he podido tener el gran placer de disfrutar de la isla de Ibiza, de sus playas, de su sol, de su maravillosa gente, pero después de 15 años, todo está igual, no ha habido mejoras para todos, solo para unos pocos.
He salido pasando en bicicleta eléctrica con clientes en una promoción realizada en un hotel y he sentido miedo. No ha habido mejoras para la gente que vive en la isla, solo para que los turistas puedan ir más rápido de discoteca en discoteca y de bar en bar y de playa famosa a playa famosa.
¿Y los de aquí? Que nos den o que nos vayamos.
Pues está sucediendo, ya no hay trabajo, la temporada cada vez es más corta, los turistas gastan menos y se quedan menos tiempo, los servicios sociales de los ayuntamientos son miserables pues te despiden diciendo te „buscate la vida“, ... Si, vivo en Alemania porque aquí los políticos, con más o menos acierto también piensan en la gente, en Ibiza ni se lo plantean.

Al menos nos queda Formentera (¿o no?). Carteles en los autobuses de Colonia invitan a los alemanes a pasar vacaciones en la isla. ¿Después de haberlos mandado al carajo por un turismo de masas italiano? Es más, incluso a estos se les engaña. Yo he visto grupos de italianos amigos mios pagar 6.000 euros por dos semanas de alquiler en una casa donde el techo se caía a pedazos. Que no los paguen dirán ustedes. Es verdad, pero aquellos que tenían el poder adquisitivo ya no vienen. Ahora se necesitan grupos grandes para que dejen el mismo dinero que dos parejas de enamorados dejaban antes. No creo que los alemanes vuelvan la verdad. Mafias italianas, colombianas y de otros países infectan la noche. Peleas, robos e intimidación están a la orden del día. Un grupo de jovenzuelos me insultó e increpó hasta que mis nervios saltaron. La policía mira para otro lado. Los precios son simplemente inaceptables. Al menos han puesto cargadores eléctricos en las playas para quienes decidan alquilar un vehículo ecológico de Elektracar.

Yo recuerdo el tiempo donde se podía vivir en el paraiso de estas dos islas. Ahora, hay más porteros en las discotecas que clientes que bailan en ellas. Ahora, restaurantes de comida rápida pueden hcer el agosto mientras que los estupendos restaurantes de calidad de nuestras dos islas van decidiendo poco a poco cerrar.

¿Que no es la culpa de los políticos?
Entonces digan me de quien.

Carretera a San Juan
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
vota:(0 votos: promedio 0 sobre 5)
26/09/2008
ir arriba

Comentarios

añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba
gasolineras biodiesel

Bicicletas Eléctricas
Grupos de GoogleSuscribirte a VehiculosVerdes
Correo electronico:
Consultar este grupo
Pro Pedelec España bicicletas electricas
Ofertas CO2 neutral

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar