¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de VehiculosVerdes
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Sábado - 24.Febrero.2024

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo

Serie Baterías para LEV. 2.- Seguridad, pruebas y sello BATSO

Andrés Moreno


Primero quiero definir el término Vehículo Eléctrico Ligero (LEV), ya que confundimos muy a menudo a este con EV (Vehículo eléctrico).

La diferencia estriba claro está en la palabra “ligero”. Digamos que :
Un LEV es un vehículo que usa energía eléctrica como fuente de poder, de fuerza, pero aplicada a vehículos ligeros como Pedelecs, Bicicletas eléctricas, Escooters eléctricas, Sillas de ruedas eléctricas, etc...

Por supuesto, la potencia y velocidad son menores que en un vehículo eléctrico de grandes dimensiones.

Como hemos dicho, las baterías deben de pasar ciertos exámenes regulados por las normativas:
  • IEC-62133 referente a las células,
  • Serie IEC 60068-227 ... describe las pruebas medioambientales realizadas a todo tipo de equipo, usandose esta como referencia en otras pruebas estándares.
  • IEEE 1625, IEEE 1725
  • ISO 6469
  • UN Recomendaciones para el trasporte de objetos peligrosos. Manual y criterios de prueba. Sección 38.3
  • UL 1642/2054/1703 UL
  • Y otras,
Estos estándares son solo relevantes tanto en cuanto se refieran a las células dentro del paquete. Ninguno, repito, ninguno de estos estándares fué pensado para probar las baterías usadas en estos momentos en vehículos LEV, por eso se formó la organización BATSO.


(Sello BATSO de certificación.)

Además la seguridad las baterías debe de ser probada a nivel:
  • Químico, pues se prueban los separadores de las células, los cátodos, la flamabilidad del electrolíto empleado, la protección en contra de sobrecargas, la estabilidad a altas temperaturas..
  • Mecánico, su diseño en relación con el movimiento y las vibraciones que se producen con su uso, los cortocircuitos problables en caso de deformación en posible accidente, la calidad del cableado y las conexiones, ...
Una batería debería de ser probada bajo muchos parámetros antes de introducirla en el mercado. Su fiabilidad también se probó por motivos de seguridad. (como funcionan las baterías cuando envejecen, etc... estas pruebas se hacen en simulaciones en condiciones preestablecidas y requeridas por el manual UN-T y otros estándares).

Es más, a la hora de enviar baterías, estas deben de pasar por diferentes pruebas.
Algunas de ellas pasan por ser las siguientes:
  • UN 3090 referente a baterías de Litio
  • UN 3091 referente a baterías de litio contenidas o empaquetadas con/en cualquier aparato
  • UN 3071 referente a vehículos eléctricos ligeros con batería incluida

Además, deben de ser mandadas como objeto peligroso bajo la clasificación 9, clase de empaquetación II y bajo el orden P903.

Con todo esto, que debemos hacer los usuarios finales.

Pues confiar en la administración, chequear que nuestras baterías están probadas y certificadas y que además van a seguir haciendose mejoras en las pruebas a estas.
La certificación es solo posible después de que las baterías han pasado un completo programa de pruebas y que además un exámen de calidad y seguridad ha sido implementado en lo que se llama “inspección de fábrica. Solo entonces pueden llevar las baterías un sello de certificación como el BATSO. Si las baterías solo han sido probadas pero no certificadas, entonces no pueden llevar ese sello.

Aquí es donde entra la organización BATSO en acción, quienes han publicado un manual para la evaluación de Sistemas de energía para vehículos eléctricos. Este manual se puede descargar (en inglés) desde su página web después de registrarse.

La organización está formada por:

Su fin principal es incrementar la seguridad de las baterías que ya existen en el mercado y de las nuevas entradas.

Creo que esta organización y las pruebas que realiza serán un revulsivo en el mercado LEV. Todos los agentes involucrados en el sector han aprobado su efectividad en la última conferencia sobre Vehículos Eléctricos Ligeros efectuada en la Feria de la Bicicleta de Taipei y que ha contado con a participación de empresas fabricantes de baterías de todo el mundo, ITRI, TÜV Rheinland, UL Inc. , así como de diferentes consejeros internacionales en el mundo LEV.

Yo he visitado su laboratorio de pruebas en el ITRI de Taiwan y he visto como algunas baterías ardian o incluso explotaban con un solo cortocircuito realizado voluntariamente por parte del equipo probador.

Por suerte no todas las baterías son producidas así, pero espero con interés la evolución de esta organización bien preparada que hará que nuestros amados vehículos sean aún más seguros para todos.

Saludos cordiales a todos.

Fuente:


Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
vota:(0 votos: promedio 0 sobre 5)
14/04/2008
ir arriba

Comentarios

añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba
gasolineras biodiesel

Bicicletas Eléctricas
Grupos de GoogleSuscribirte a VehiculosVerdes
Correo electronico:
Consultar este grupo
Pro Pedelec España bicicletas electricas
Ofertas CO2 neutral

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar